10 trucos para olvidarte de las terribles nauseas

Aunque cada embarazo es diferente, tener náuseas es bastante común durante la gestación. Alrededor del 50% de las mujeres sufren náuseas y vómitos, el 25% sólo tiene náuseas y el otro 25% no se verán afectadas. En algunas mujeres éstas desaparecen en el primer trimestre, pero hay casos en que perduran, para todas ellas queremos compartir 10 consejos para evitarlas y disfrutar un embarazo fuera del baño.

•Cambio de alimentación: Las comidas poco abundantes pueden reducir las náuseas. Evita los alimentos muy condimentados, con grasa, chile u olor fuerte. Además toma mucha agua.

•Medicamentos: Algunas pastillas contra el mareo pueden ser seguras y útiles. En cualquier caso consulta con tu médico.

•La hora del té: Las infusiones suelen ayudar mucho, elije las que más te gusten o hazlas con hojitas naturales.

•Respira profundo: La respiración de aire puro puede ayudarte. Mantente cerca de una ventana para cuando necesites aire fresco.

•Desde temprano: Si sufres de náuseas matinales toma un vaso de agua y una galleta salada. Tómate tu tiempo para levantarte, podrías incluso desayunar en la cama algo ligero.

•Comidas con calidad: No se trata de que te pases comiendo todo el día, haz 5 comidas ligeras al día en lugar de 3 muy copiosas. Prefiere la calidad de los alimentos que la cantidad. Es importante que no dejes tu estómago vacío mucho tiempo.

•El limón: Corta un limón a la mitad e inhálalo cuando te sobrevengan las náuseas o toma el jugo de un limón con poca azúcar o con agua mineral.

•El jengibre: Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el jengibre ayuda a prevenir las náuseas y vómitos en la gestación, siempre con moderación. Puedes tomar jengibre seco, máximo 2g. por día. También puedes comer hasta 10g. de jengibre fresco a pequeños mordiscos, chupándolo o bebiéndolo en forma de infusión e incluso utilizarlo rallado en tus ensaladas y platillos.