Ablactación paso por paso

La mejor recomendación para  iniciar la ablactación es con verduras como papa, zanahoria, chayote, ejote, chícharo, brócoli, espinacas, calabacitas, betabel y tomate y después incluir frutas  como la manzana, plátano, pera, durazno, ciruela, papaya y guayaba.

A partir de los seis meses ya se puede agregar algunos cereales como el arroz o la avena; entre los siete y ocho meses ya puedes introducir carnes como la del pollo, res, ternera y pavo, a los nueve meses incluye en al diera leguminosas (excepto haba) y después del año, los lácteos (queso, yogur crema., helado), huevo y pescado, excepto cítricos y leche entera. A los 18 meses ya puede comer fresas, chocolate y carne de puerco, y a los dos años ya le puedes dar leche entera.

¿Y las texturas?

Entre los cinco y siete meses de edad el bebé está preparado para consumir alimentos en forma de papillas; entre los siete y nueve meses además de las papillas puedes empezar a darle alimentos de textura blanda como purés de frutas. Después de los 12 meses ya puede comer alimentos que él mismo pueda sostener con sus manos como la manzana pelada y cortada en trozos.

De manera progresiva…

Se debe introducir un alimento a la vez, cada tres o cinco días con el fin de identificar la tolerancia al mismo y en el caso de que aparezcan alergias, tener muy claro qué alimento fue lo que lo causó. Se pueden ofrecer una o dos cucharaditas e ir incrementando gradualmente la cantidad, no es conveniente agregar sal, azúcar ni miel a ninguna preparación, durante el primer año de vida.