Aumento de peso, mayor riesgo para las estrías

El término medio de lo que se debe comer “de más” en el embarazo es de 200-300 calorías por día, para al final del mismo, haber aumentado tu peso entre 9-14 kilos.

Si bien estas cifras, más que a un peso ideal, corresponden a una media estadística, por lo que depende de cada mujer según su peso y altura antes del embarazo, su actividad durante este periodo, etc.

Aunque definitivamente, el embarazo no es el momento ideal para hacer dieta, tampoco debes ponerte a comer sin control. Recuerda que es sólo un mito la frase:  “comer por dos”. Además de que el aparato digestivo es uno de los más afectados por los cambios hormonales de este periodo, por lo que es muy posible que en el primer trimestre tengas náuseas y vómitos frecuentes que te hagan incluso bajar de peso; mientras que en las últimas semanas, la presión del bebé sobre tu estómago hará que te llenes enseguida y tengas que comer menos cantidad pero más frecuente.

Antes de quedarte embarazada, puedes hacerte una idea de la cantidad de kilos que debes aumentar de manera sencilla: sólo calcula tu Índice de Masa Corporal (IMC) previo a la concepción dividiendo tu peso con tu estatura al cuadrado y según el resultado sabrás los kilos recomendables máximo para subir de peso hasta el final del embarazo. Ya que no es lo mismo empezar el embarazo ya con kilos de más que con kilos de menos o incluso con tu peso ideal. Consúltalo con tu médico o con una nutrióloga.

Recuerda que entre más se distienda tu abdomen más probable es que tu piel no resista y se rompa, provocando las estrías. Por ello, no sólo debes cuidar tu peso, sino también mantener tu piel bien hidratada con las cremas para prevenir estrías de MoM to MoM.