Boca arriba o boca abajo… ¿cómo duermo a mi bebé?

Hace unos años, las madres y abuelas creían que la mejor manera de dormir a un bebé era boca abajo, ya que si éste presentaba algún problema de vómito o regurgitación de la leche no tendría problema de asfixia por aspiración. Sin embargo, después de varias investigaciones en torno al tema, se ha demostrado que esta creencia es completamente falsa y han confirmado que los bebés que duermen boca arriba no presentan problemas o riesgo de asfixia.

Actualmente y debido a todas las investigaciones realizadas a lo largo de los años, se ha hecho hincapié en que durmiendo a los bebés boca arriba se reduce en un 30% y hasta en un 70% el riesgo de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. Si tu bebé es propenso a vomitar, puedes voltearle la cabecita, y aunque pudiera llegar a tragar o aspirar su propio vómito, no se ha demostrado que sea causante de la muerte del recién nacido.

Además para que duerma seguro y lo más cómodo posible, mantén su habitación a una temperatura agradable y ponle una pijama que mantenga su calor de pies a cabeza, pero que le permita moverse sin riesgo de tapase la cabecita con la ropa. Asegúrate de que al acostarlo no haya accesorios como su babero, muñecos o sabanitas que pueden poner en riesgo su seguridad.

Es importante que sepas, que en algunos casos, como problemas de reflujo gastroesofágico grave o malformaciones que provocan alteraciones en las vías respiratorias, algunos pediatras recomiendan que el bebé duerma boca abajo.

En MoM to MoM estamos comprometidos contigo, mamá. Queremos ayudarte y apoyarte durante esta hermosa etapa, continúa navegando nuestro sitio y descubre más información.

 

Etiquetas: , , ,