Celos entre hermanos

Los celos entre hermanos son comunes ya que el primero estaba acostumbrado a recibir todo el cariño y atención de los padres y ahora, tiene que aprender a repartirlo. Podrá incluso cambiar su comportamiento volviéndose más agresivo; pero en definitiva se trata de una forma de captar la atención que cree perdida y disminuir la ansiedad que le puede ocasionar. Esto puede hacer que lo consientas todo para intentar calmarle y tenerlo contento, sin embargo esto no solamente le perjudicará en su educación como persona, sino que, incluso, puede dificultarse aún más la integración del segundo hijo.

Se debe intentar evitar hacer comparaciones entre ambos que para él son siempre odiosas. Es mucho más positivo mostrarle sus cualidades y las ventajas que tiene como hermano mayor y las desventajas que tiene el pequeño (por ejemplo, mientras él puede jugar con sus amigos, su hermanito no puede caminar aún, etc.).

También el trato depende de la edad del hermano mayor ya que a menor edad mayor dificultad, pues no comprenden esas diferencias; mientras que a mayor edad puede resultar que haya incluso más colaboración por su parte, porque aunque siga sintiendo celos, para él es más importante la necesidad de mostrarse imprescindible para ayudar con el recién nacido.

Es conveniente no ignorar los celos creyendo que así desaparecerán. Los retrocesos que puede experimentar en el lenguaje, hacerse pis de nuevo y requerir pañal nuevamente, irritabilidad, volver a usar chupón o biberón, etc., necesitan del interés de ambos padres. Trata de que comprenda la nueva situación, siempre será el hermano mayor e igual de importante para ustedes; evidentemente, ignorarlo hará que ese comportamiento inadecuado aumente y que consiguientemente también lo hagan las dificultades que se pretendían evitar. Presta atención siempre a lo que necesita.

07_todos