Conoces cuáles son los primeros reflejos del bebé

Los primeros reflejos del bebé son aquellos movimientos involuntarios que responden a un estímulo sensorial con los que nacen los bebés. Muchos de ellos desaparecen a medida que el pequeño madura, aunque algunos otros permanecen incluso en la edad adulta.

Estos movimientos ayudan a la integración de sus reflejos, lo que les ayudará a gatear y caminar.

Algunos son importantes para leer y escribir, como el reflejo tónico asimétrico, el de agarre, etc. Cuando el pequeño tenga tres años, estos reflejos deberán estar integrados al 100% y ayudar a evitar habilidades motoras gruesas y finas. Algunos de estos reflejos son:

Reflejo de la marcha: Cuando las plantas de los pies del bebé tocan una superficie dura, harán movimientos de caminata. La duración es variable pero sucede aproximadamente en el primer mes de vida.

Respuesta de moro: Un ruido fuerte y repentino o la sensación de caer hace que los bebés estiren piernas, brazos, deditos y arqueén la espalda. La ausencia de éste reflejo puede suponer un problema en el cerebro o en la médula espinal. Los bebés lo realizan hasta los 4 o 6 meses.

Reflejo de presión: Se da cuando al poner un dedo en la palma de la mano del bebé, esta se cierre fuertemente. Los recién nacidos tienen mucha fuerza de presión ya que incluso se pueden levantar. La duración varía entre los primeros 3 y 4 meses.

Reflejo de búsqueda y succión: Al tocar la mejilla del bebé, este girará la cabeza para intentar succionar. Este reflejo dura los primeros 3 o 4 meses y persiste cuando el bebé duerme.