Consejos para un cabello radiante durante y después del embarazo

Uno de los aspectos que más nos preocupa durante el embarazo es la pérdida de cabello o lo maltratado que puede lucir por la presencia de hormonas en nuestro cuerpo. Por ello tenemos algunos consejos fáciles de seguir para que la belleza de éste, no se pierda.

Lo primero que debes detectar es qué tipo de cuero cabelludo tienes, los cuidados serán diferentes según el caso, a continuación un cuidado para cada uno de ellos.

Cabello seco: En este caso el embarazo te ayudará, la producción sebácea aumenta en esta etapa, nutriéndolo y logrando un mayor brillo. Procura que los tratamientos que utilices contengan alguno de los siguientes elementos: germen de trigo, miel, aloe vera, aceite de oliva o aceite de almendras, estos protegen y nutren tu cabello.

Cabello graso: Al existir una mayor producción de grasas naturales en tu cuero cabelludo, será necesario que utilices un champú suave, es decir alguno para bebés, estos no contienen tantos químicos, trata de no tocar constantemente tu cabello, porque esto incita la producción de grasa.

Cabello normal: El cuidado para el cabello normal sólo consiste en lavarlo con agua tibia, ello incitará el brillo en las células muertas.

De cualquier manera, la alimentación es un elemento clave para una apariencia sana en cualquiera de los casos anteriores. Algunos alimentos que nutren los folículos pilosos son el huevo, el hígado, las verduras, aceites de pescado, espinaca y brócoli, inclúyelos en tus comidas y así prevé el debilitamiento y caída de tu cabello.