CONSERVAR LA LECHE MATERNA

Cuando tenga que incorporarse de nuevo a su trabajo, llegó el momento de cambiar la rutina y eso incluye también la lactancia. La leche materna es el mejor alimento para tu pequeño y para mantenerla el mayor tiempo posible en buen estado puede seguir estos sencillos consejos:

  1. Antes de extraer la leche y conservarla, lava bien tus manos y asegúrate que todo  lo que utilizarás esté bien lavado y esterilizado.
  2. Extrae la cantidad que el bebé toma en cada toma.
  3. Asegúrate de que el envase donde conservas la leche esté bien cerrado y etiquetado con la fecha correspondiente al día de la extracción.
  4. Conserva la leche al fondo del refrigerador, jamás en la puerta.
  5. Consérvala en  el refrigerador durante 48 horas como máximo, después de ese tiempo debes utilizarla, congelarla o desecharla.
  6. La leche materna se puede conservar en el congelador durante tres meses. Una vez que la leche se ha descongelado, se puede guardar en el refrigerador durante 24 horas, pero jamás volver a congelar.
  7. Para descongelar la leche materna, póngala en la nevera la noche anterior o utlice agua caliente.
  8. Para calentarla, utiliza un calienta biberones o hazlo a baño maría. Agita bien el biberón antes de usarlo, para que la leche se mezcle correctamente.
  9. Desecha la leche que sobra de cada toma y nunca mezcles leche extraída con la congelada.

10. Para transportarla utiliza un envase térmico con hielo.

Recuerda que además de los tira leches o saca leches puedes extraerte la leche con tus propias manos.