Cuida tu boca en el embarazo

Los cambios hormonales en el embarazo hacen que aumenten las posibilidades de padecer enfermedades bucales como gingivitis o caries. Por eso debes extremar tu higiene bucal durante la gestación. Sin embargo, si padeces alguna de estas enfermedades y sus síntomas son muy molestos, debes acudir al odontólogo, quien te indicará qué tratamiento debes empezar inmediatamente o cuál hacer en cuanto des a luz.

Algunos podrán esperar (como limpiezas o blanqueamientos), pero la gingivitis o el drenaje de abscesos deben tratarse al momento para evitar males mayores.

La anestesia local no afectará tu salud ni la del bebé porque se aplica en cantidades mínimas y su efecto es sólo local. En cuanto a las radiografías bucales, el efecto de una sola radiografía es tan pequeño que tampoco hará daño a tu bebé; eso sí, avisa al radiólogo para que proteja tu abdomen.

Lo importante que es que mantengas un control con tu dentista para lograr una buena salud bucal. Recuerda que es un mito el de “cada embarazo se pierde un diente”, eso sólo depende de ti y de tus cuidados.