Cuida tu piel durante el embarazo

Es bien sabido que la piel es el órgano más grande el cuerpo, y ésta es una de las partes que más se verá afectada a causa de las hormonas durante el embarazo.

Es muy importante que los 9 meses busques cuidarla al máximo para evitar problemas con ella. Por ejemplo, todo tipo de piel mejorará con una exfoliación que elimine la capa superior de células muertas. Después hidrátala con una crema adecuada a tu tipo de piel como las Cremas para Prevenir Estrías de MoM to MoM, diseñadas para cubrir las necesidades de tu piel en cada etapa de la gestación.

Algunas mujeres desarrollan manchas de color marrón o amarillento en el rostro. Esta hiperpigmentación es llamada cloasma o paño y también se manifiesta con una línea oscura en la parte inferior del abdomen, los pezones y los genitales externos. Desgraciadamente, el cloasma no puede prevenirse, pero puedes disminuir su efecto aplicándote protector solar y evitando la exposición a los rayos UV. Después de dar a luz desaparecerán o se aminorarán.

El acné también es común, ya que las glándulas sebáceas de la piel incrementan su producción de grasa. No caigas en la tentación de quitártelos porque sólo lo empeorarás. Sigue una rutina de limpieza escrupulosa empleando productos para pieles grasas. Si crees que necesitas un tratamiento más severo, consulta a tu médico y nunca te automediques. Muchos fármacos contra el acné acarrean graves riesgos para el bebé.

El hecho de que estés embarazada no es una excusa para abandonar tu aspecto físico. Si habitualmente te maquillabas no tienes por qué dejar de hacerlo. Al contrario, el maquillaje puede ser un estupendo reconstituyente moral cuando las hormonas te hagan sentir que has perdido el control de tu cuerpo. Lo importante es que a pesar de los mareos, cansancio y demás síntomas comunes, te sientas guapa.

Duplas_MoMtoMoM