Desarrollo cerebral del bebé desde el vientre materno

Se dice que el primer trimestre de embarazo es crucial para el bebé, pues desde las primeras semanas de gestación, su cerebro comienza a desarrollarse y forma las llamadas neuronas cerebrales que crecen y se reproducen rápidamente y por medio de la estimulación se logra que no  mueran.

En las primeras semanas de gestación, aproximadamente por la semana 18 o 19, el órgano más complejo de un bebé es el cerebro y éste comienza a desarrollarse a partir de un abultamiento en un extremo del tubo neural, dando lugar al desarrollo cerebral de tu pequeño.

Durante el segundo trimestre de embarazo, a pesar de que el sistema nervioso es aún inmaduro, la actividad cerebral coincide con los primeros movimientos del bebé.

Las ondas cerebrales se vuelven más regulares después de las 10 semanas y la primera distinción de los tipos de ondas cerebrales se produce a las 20 semanas.

Además, las neuronas del bebé se multiplican rápidamente y aproximadamente en la semana 25, el entramado neuronal básico ya está listo. Durante el desarrollo, el cerebro produce el doble de células de lo que necesitará el bebé y el exceso de células que no sea estimulado no se conectará y morirá. Es por eso que es importante que cuando el bebé nazca se empiece a estimular su capacidad mental, y entre más conexiones se produzcan en el útero, menos células nerviosas morirán.

Finalmente, en el último trimestre de embarazo, alrededor de la semana 27 la superficie cerebral aumenta, pero sigue siendo lisa. Se produce un crecimiento para aumentar el número de neuronas, desarrollar las dendritas, aumentar las conexiones entre neuronas, y desarrollar las vainas grasas de mielina que protegen los axones.

En la semana 30 la superficie cerebral ya ha formado surcos y circunvoluciones poco profundas dando la apariencia de una nuez. Y en la semana 36, el sistema nervioso está completamente desarrollado y el cerebro posee ya un juego completo de 100 billones de neuronas listas para ser estimuladas.