El ácido fólico podría prevenir retrasos en el lenguaje

Ya sabíamos que el ácido fólico es muy útil para reducir el riesgo de problemas congénitos, como los defectos del tubo neural (anancefalia, espina bífida, hidrocefalia), no obstante, según un estudio publicado en el último número de la revista científica Journal of the American Medical Association, el aporte de ácido fólico desde las cuatro semanas anteriores a la concepción hasta, al menos, las ocho semanas de embarazo redundaría en un menor riesgo de retraso en el lenguaje en el bebé.

Los autores de esta investigación realizaron un seguimiento a las madres de 38.954 niños nacidos entre 1999 y 2008. Entre otras cosas, las participantes del estudio rellenaron un cuestionario sobre sus hábitos en el embarazo, las competencias motoras de sus pequeños y sus habilidades para comunicarse a los tres años.

Al cruzar los datos, los investigadores comprobaron que quienes menor riesgo de retraso en el lenguaje presentaban, eran los hijos de las participantes que habían tomado ácido fólico en los primeros meses de embarazo.