El agua, la maternidad y tu bebé

El agua, después del oxígeno, es el elemento más importante para vivir. En los adultos, el agua representa entre el 60 y 70%. Sin embargo, al nacer tenernos mucho más agua. El primer día de nacido, un bebé tiene hasta el 80% de agua en su cuerpo y conforme crece va disminuyendo este porcentaje, pero siempre más de la mitad de su cuerpo es agua.

Al año de edad, un bebé tiene entre el 80 y 60% de agua en el cuerpo. Por ello es el componente más importante, y la leche materna es el alimento por excelencia que brinda no sólo el agua necesaria, sino también los nutrimentos que él requiere. Una buena hidratación además de mantener los niveles de agua correctos, ayuda a regular la temperatura corporal, ayuda en el proceso de digestión y respiración y contribuye al desarrollo del pequeño.

Conoce los principales mitos o creencias sobre la deshidratación e hidratación infantil:

  1. La leche materna no sirve para hidratar. Esto es falso, ya que los primeros 6 meses de vida los bebés sólo necesitan leche materna para vivir y desarrollarse adecuadamente. Por eso, las mamás también deben hidratarse correctamente.
  2. Antes del año de edad sólo se les puede dar agua. Antes de los 6 meses de vida, sólo necesitan leche materna. Pero una vez que se inicia la ablactación, se puede ofrecer agua y jugos especializados para bebés, ya que esos no contienen azucares añadidas ni conservadores o colorantes, contienen fruta 100% natural y están fortificados y son ideales para su delicado desarrollo gastrointestinal. Otras fuentes de hidratación también son los alimentos que contienen mucha agua como frutas y verduras, caldos y lácteos.
  3. No necesitan agua en época de frío. Esto también es falso, ya que el nivel de agua en el cuerpo se debe mantener siempre, en cualquier época del año. De hecho, en época de frío es muy común que las mamás tapen mucho a los pequeños y esto hace que pueden perder agua por medio de la sudoración.
  4. Los jugos especializados para bebés tienen conservadores por eso duran tanto tiempo. Esto es falso,  su conservación se debe a que están envasados al alto vacío, por lo que no contienen conservadores. Lo que hace el alto vacío es sacar el oxígeno de un alimento, por lo que las bacterias o microorganismos que pueden descomponer el alimento, no pueden vivir sin oxígeno. Pero después de ser destapados, deben conservarse en el refrigerador sólo por 48 horas.

 

Etiquetas: , , ,