El agua, vital contra las estrías

El café, el té negro y las bebidas gaseosas deshidratan la piel, por lo que se vuelve más propensas a las estrías. Y por el contrario, el agua ayuda a mantener los niveles de colágeno y darle un aspecto vigoroso.

Además de otros beneficios el hidratar tu piel desde adentro es fundamentar, por ello es importante tomar agua durante todo el proceso del embarazo.

Tienes que ser conscientes que la piel tiene una gran capacidad para extenderse, ésta puede estirarse hasta diez veces durante el proceso de embarazo. Esto quiere decir, que la piel que normalmente cubre un centímetro, en el embarazo puede llegar a cubrir hasta diez centímetros. Sabiendo lo anterior es fundamental tomar medidas para que la piel se mantenga elástica, hidratada, y que al estirarse sus fibras no se rompan. Ya que las estrías se producen cuando las fibras elásticas de la dermis se rompen dejando una cicatriz en forma de líneas sinuosas blanquizcas, rojas o amoratadas.

Además de cuidar tu peso con alimentación sana y balanceada es esencial que tomes mucha agua, aproximadamente 10 vasos diarios de agua y con ello podrás prevenir estrías, y también evitarás problemas de estreñimiento, retención de líquidos y con ello evitar las hinchazón de pies y piernas, prevenir la acidez, evitar la deshidratación y al orinar de manera más constante se depurara el cuerpo de toxinas.

Las estrías son un tema que se pueden evitar con simples cuidados, así que pon en marcha una rutina de cuidados básicos, como comer sano, beber agua e hidratar la piel con la crema para prevenir estrías de MoM to MoM.