El mejor ejemplo para nuestros hijos, somos nosotros

Es bien sabido que los niños imitan las conductas que ven en casa. De acuerdo a un estudio, los niños tienen un mal comportamiento si sus padres se enojan con facilidad y reaccionan de forma desproporcionada a la conducta de sus hijos.

 “La capacidad de los padres de regularse a sí mismos, y permanecer firmes, confiados y no reaccionar de forma exagerada es clave para  ayudar a sus hijos a modificar su conducta”, aseguró Shannon Lipscomb, autora del estudio, profesora asistente de ciencias del desarrollo humano y de la familia de la Universidad Estatal de Oregon. “Como padre, uno da el ejemplo con las propias emociones y reacciones”.

Los investigadores observaron la conducta de niños adoptados a los 9, 18 y 27 meses de edad y de sus padres adoptivos en 361 familias. También analizaron los datos genéticos de los niños y de sus padres biológicos.

El estudio encontró que los padres adoptivos que tendían a reaccionar de forma exagerada se enojaban mucho cuando los niños cometían errores o ponían a prueba los límites. Los niños de esos padres se comportaban mal y hacían más berrinches de lo que era normal para su edad. De acuerdo a los investigadores, los resultados, ayudan a comprender la compleja relación entre la genética y el ambiente en el hogar. El estudio aparece en la última edición de la revista Development and Psychopathology.

Recuerden que al ser padres aceptamos el compromiso de formar y educar a esas pequeñas personitas. Nosotros somos sus mentores, así que cuidemos el ejemplo que damos día a día.

 

Etiquetas: , , , ,