Embarazo en balanza

Seguramente habrás oído hablar de todos los problemas que conllevan el sobrepeso y la obesidad durante el embarazo tales como diabetes gestacional, obesidad infantil al nacer, hipertensión, preeclamsia, etcétera, pero se habla  poco del caso opuesto; es decir, el bajo peso de la madre durante el embarazo.

Según estudios, las mujeres embarazadas demasiado delgadas pueden sufrir un mayor riesgo de un parto prematuro, tener un bebé con bajo peso e incluso presentar un aborto, ya que la desnutrición materna puede complicar el desarrollo y crecimiento intrauterino del bebé.

Es importante que la dieta de la madre aporte los nutrientes que necesita el bebé para un buen desarrollo y si existe un problema con su metabolismo y absorción de nutrientes acuda con su médico para ver si serán necesarios los suplementos alimenticios, con los cuales se debe tener cuidado, porque no todos son recomendables. Por ejemplo, el consumo excesivo de vitamina D, ocasiona malformaciones en el corazón del bebé, por ello es importante tener regularmente una consulta médica.

Para lograr un embarazo saludable, lo mejor es tener un peso ideal con un IMC (Índice de Masa Corporal) adecuado a la estatura de la madre y llevar una alimentación balanceada, no calorías en exceso, pero tampoco eliminar todas las grasas naturales que se necesitan.

Navega en nuestro sitio MoM to MoM, en el encontrarás más información que te ayudará a llevar un embarazo saludable.