Estenosis pilórica, conoce la salud digestiva de tu bebé

La estenosis pilórica es un problema de alimentación cuya característica principal es el vómito después de comer y le ocurre a tres de cada mil bebés, afectando más a niños que a niñas.

Cuando el bebé come, la leche pasa por el esófago, después por el estómago donde se mezcla con el ácido, luego por el intestino y se digiere y absorbe por el organismo; pero en el caso de la estenosis, la salida del estómago es muy estrecha donde se junta con el intestino delgado. Al estrecharse el píloro, que es la salida del estómago, el proceso no se completa y la leche queda más tiempo en el estómago, lo que la hace más ácida y causa incomodidad y dolor al pequeño; y además, el bebé no obtendrá los nutrientes por que la leche no se absorbe bien.

Los primeros síntomas aparecen a partir de la segunda o cuarta semana de vida después de comer y aunque al principio el vómito puede ser sólo de algunas gotas de leche cuajada después puede ser de mayor cantidad.

Con el paso del tiempo, el píloro se estrecha más y ningún alimento llegará a los intestinos, además de que el movimiento intestinal se reduce considerablemente, así que los bebés no aumentan de peso y tienen un alto riesgo a deshidratarse.

El tratamiento para la estenosis pilórica es por medio de una cirugía menor llamada piloromiotomia, esta operación es poco invasiva y se realiza una muy pequeña incisión, además, la recuperación es muy rápida y no se vuelven a presentar problemas.

En nuestro sitio MoM to MoM encontrarás más información que te ayudará a ser una mejor mamá.

 

Etiquetas: ,