La importancia de las pruebas prenatales

Cuando nos enteramos que vamos a ser mamás muchos sentimientos se presentan en la mente, una mezcla de felicidad, miedos y preocupación se hacen presente. Algunas mujeres temen al nuevo compromiso o responsabilidad, otras al cambio de rutinas en su vida diaria y otras, les preocupa que su bebé crezca sano y tengan un embarazo tranquilo y saludable.

Al enfrentarnos a la maternidad, los primeros días están llenos de alegría, pero después de los abrazos de felicitación aparecen las preocupaciones en torno al embarazo y la salud del bebé. De acuerdo a la Dra. Dora Gilda Mayén Molina, especialista en Genética Médica en el Hospital Ángeles Lomas y el Hospital Ángeles México, “una trisomía es una condición cromosómica que se produce cuando hay tres copias de un determinado cromosoma, en lugar de las dos que debería haber. Los seres humanos tenemos 23 pares de cromosomas, que son cadenas de ADN y proteínas que transportan la información genética.” Existen 3 tipos de trisomías que pueden ser detectadas en pacientes embarazadas de manera temprana: Trisomía 21, 18 y 13.

La trisomía 21 se presenta cuando existe una copia adicional del cromosoma 21 y es la más común en el nacimiento. Ésta es la causa del Síndrome de Down, causante de discapacidad intelectual de leve a moderada, problemas digestivos y del corazón. Se calcula que aproximadamente 1 de cada 740 recién nacidos presentan Síndrome de Down. Y actualmente, hay alrededor de 400,000 personas con síndrome de Down en Estados Unidos, y 6 millones en todo el mundo.

La Trisomía 18 tiene la presencia de una copia adicional del  cromosoma 18 y es el causante del Síndrome de Edwards que se asocia con una tasa alta de abortos espontáneos. Los bebés que nacen con este Síndrome pueden tener varios problemas de salud y una vida más corta. Se calcula que aproximadamente 1 de cada 5,000 recién nacidos padecen este Síndrome.

Y finalmente, la Trisomía 13, con la copia adicional del cromosoma con este número, el cual causa el síndrome de Patau y también causa un alto índice de abortos espontáneos. Los bebés que nacen con la trisomía 13 por lo general tienen defectos cardíacos congénitos graves y otros problemas de salud. La supervivencia después del primer año de vida es rara. Se calcula que aproximadamente 1 de cada 16,000 recién nacidos presentan trisomía 13.

Para olvidarte de la incertidumbre de si todo marcha bien, existen varios exámenes prenatales, y ahora en México podrás encontrar una prueba segura, precisa y accesible: Harmony Prenatal Test, una simple prueba de sangre que se ofrece desde la semana 10 de gestación.

De acuerdo con la Dra. Mayén, “el análisis  prenatal Harmony puede realizarse a mujeres con embarazos de al menos 10 semanas de edad gestacional. El análisis puede realizarse para todos los embarazos simples, gemelares, e incluso los que han sido resultado de una fecundación in vitro. Es importante destacar que este análisis no evalúa el riesgo de mosaicismo, como Síndrome de Turner, entre otros, de trisomías parciales ni de translocaciones, y no detectará todas las trisomías.

En MoM to MoM te recomendamos realizar este tipo de pruebas para cuidar tanto a tu bebé como a ti.

FUENTE  Ariosa Diagnostics; ADVANCE Medical

 

Etiquetas: , , ,