La lectura, simplemente divertida

Leer es uno de los hábitos que se debe inculcar desde la infancia, pero a muchos niños no les gusta leer justamente porque en casa no se les enseña la maravilla de los libros. Aprovecha estas vacaciones para acercar a los pequeños a la lectura , pero hazlo de manera divertida para que poco a poco le tomen gusto:

 

  • Aprovechar los libros con los dibujos animados o personajes preferidos, es una forma de enganchar hasta los niños más reacios
  • Comprarle libros sobre algún tema que le guste, y motívalo  a aprender más buscando información en la red
  • Existen muchas revistas dirigidas a los niños, con temas, juegos y actividades que les interesan y les animan a leer
  • Escriban cuentos y léanlos a la familia ¡Anímalo a escribir cuentos! Los niños sienten una sensación de orgullo cuando muestran sus destrezas lectoras y creativas a sus familiares cercanos.  Además al hablar sobre su creación estamos fomentando la comunicación en familia. Otra opción es que lean a los hermanos más pequeños, o a sus abuelos, y así les hagan compañía
  • Puedes buscarle información o algún artículo dirigido a los niños y proponerle que escriba un resumen. En este caso además de fomentar la lectura, hace un ejercicio de comprensión y síntesis que le enseña a expresarse mejor
  • Los niños pueden aprender con juegos y ejercicios que les reten y estimulen la afición por la lectura, para ello compra libros normales o multimedia que desarrollen sus habilidades literarias, de comprensión lectora, vocabulario, palabras, y también ortografía