La paternidad, tan importante como la maternidad.

Ser papá es una de las etapas de la vida más extraordinarias y emocionantes, pero también implica hacer muchos cambios y ajustes en nuestra vida. Es comprensible que al principio te sientas confundido y un poco agobiado, pero como bien dicen, el conocimiento es poder y aquí te ayudaremos a sacar el mejor partido a esta maravillosa etapa de la vida.

Sabemos que el rol de la madre está ligado al amor incondicional que tanto se celebra y conmemora. ¿Pero qué hay acerca del rol del padre? ¿Cuál es su importancia en el desarrollo y autoestima de los hijos?. Como expresa Nathaniel Branden, famoso psicoterapeuta canadiense, “la paternidad consiste en dar a un hijo raíces  para crecer y alas para volar. La seguridad de una base firme y la confianza en sí mismo para no abandonarla un día.”

El rol del padre es importantísimo, ya que influencia fuertemente en la auto-confianza del hijo. También es el padre quién ayuda a los hijos a adaptarse a su entorno y los ayuda a aprender nuevas tareas por sí mismos. La presencia del padre tiene un gran impacto en su autoestima y ayuda a que los niños sean más independientes, autónomos y que encuentren su propia fortaleza.

Pero, ¿cómo evitar caer en los extremos?, es decir, si el padre es demasiado autoritario podría ser impetuoso con su hijo, por otro lado si es demasiado permisivo el niño se convertirá en el “pequeño tirano del hogar”. Lo ideal es mantener una actitud democrática donde la comunicación asertiva y los tiempos destinados a los hijos son esenciales.

 

Etiquetas: , ,