La pera, una gran opción para iniciar la ablactación

La pera es un alimento ideal para el destete de los bebes, debido a su sabor suave y al hecho de que rara vez provocan reacciones alérgicas.

Esta rica fruta tiene grandes propiedades nutricionales como:

  • La vitamina C, desde el punto de vista nutrimental, la pera será muy bien recibida por el organismo del pequeño pues su elevada concentración de esta vitamina, la cual será utilizada para aumentar la respuesta inmune y hacer al pequeño más resistente a ataques infecciosos y enfermedades de todo tipo, desde las muy sencillas como las gripes o diarreas hasta otras más complicadas en su evolución y tratamiento.
  • El potasio, por su gran aporte, la pera contribuye a la correcta hidratación y al balance correcto de los electrolitos en el cuerpo y ayuda a prevenir calambres y contracturas musculares.
  • Por su concentración de carbohidratos naturales, la pera es una excelente fuente de energía que ayudará al bebé a que sus sistemas tanto muscular como nervioso, y en particular el cerebro, cuenten con el combustible que requieren para llevar a cabo movimientos, percibir sensaciones y mantener los procesos de aprendizaje y otras funciones cognitivas esenciales en ese momento de la vida.