La primera navidad de tu bebé

Se acerca la época navideña y con ella muchos compromisos familiares, laborales y de amigos, desayunos, comidas y cenas que no eran ningún problema, pero ahora con un bebé en casa parece que se acabaron las reuniones, brindis y fiestas.

Entre los compromisos, los preparativos de las fiestas, comprar regalos, etc, la lista de pendientes puede hacerse enorme y tu bebé puede sufrir estas consecuencias si no te organizas bien. Por ello, te recomendamos que, si te gustaba ser la anfitriona perfecta” y eras la que siempre “pone la casa” esta vez, te midas, el ser mamá ahora hará que todo sea más complicado, aunque no imposible, será cansado y debes darle prioridad siempre a tus labores de madre, frente a las de la anfitriona estrella.

Estas épocas son familiares, así que apóyate en ellos para que la navidad sea perfecta, pide ayuda, comparte compromisos, es mejor ir a otra casa que hacerlo en la tuya y piensa que para tu bebé, este es un día como otro, aunque para ti no lo sea. Además, el llenar la casa de manera inusual puede poner a tu pequeño un poco incómodo e intranquilo, recuerda que los bebés son de rutinas, y una fiesta navideña sale por completo de lo que para él está acostumbrado, trata de que tu bebé se adapte a la fiesta poco a poco, ya que seguramente pasará la noche de un brazo a otro, si lo ves molesto o irritado, lo  mejor es que te apartes un momento con él para tranquilizarlo, tú le darás la paz que él tanto busca.

Pero sin duda, la primera navidad que vas a pasar con tu bebé es una etapa muy emocionante para ti y toda la familia, pero debes olvidarte un poco de las fiestas hasta el amanecer, ahora ni tú ni tu pareja vienen solos y conforme tu bebé vaya creciendo se irá adaptando a la perfección a las celebraciones navideñas, ya que pueden ocasionar lesiones y accidentes que son prevenibles.