Las contracciones de Braxton Hicks, el primer llamado

Después de los seis meses de gestación y hasta las últimas semanas, aparecen las primeras contracciones llamadas de Braxton Hicks, nombradas así por el doctor inglés que las describió por primera vez en 1872.

Éstas son una tensión en los músculos del útero, preparándolo para el momento del parto, aunque sin tener un efecto en la matriz directamente. No forman parte de la labor de parto e incluso algunas mujeres no llegan ni siquiera a sentirlas.

Algunas situaciones, como una mala hidratación, pueden provocar que los músculos tengan espasmos; trabajar en exceso y no descansar o incluso el estrés puede hacer que éstas aparezcan; y el no orinar, puede hacer que la presión en el útero aumente y las estimule.

La diferencia de las contracciones de Braxton Hicks y las de trabajo de parto es que con las primeras no se presenta dilatación del cuello de la matriz, aunque si estimulan la cabeza del bebé para moverse debajo de la pelvis.

Así que hasta que las contracciones sean más intensas y desarrollen un patrón de frecuencia, significa que has entrado en trabajo de parto. En caso de que sean irregulares, puedes estar tranquila.

Aprender a conocer tu cuerpo durante el embarazo es muy importante mamá, continúa navegando nuestro sitio y encontrarás más información que en MoM to MoM  generamos para ti.