Límites para los bebés de 0 a 1 año

Los límites son necesarios para el crecimiento del niño. Ya que éstos los protegen y con ellos aprenden que no todo se consigue ni todo se puede hacer porque hay cosas que no son correctas. El aprendizaje de estos límites debe ser por medio de las autoridad que representan los papás para los pequeños. Y para irlos entendiendo los primeros años de la vida de un niño son fundamentales.

Las primeras limitaciones deben estar relacionadas con las situaciones de riesgo para los bebés. En esta etapa se imponen con el objetivo de proteger. Para un bebé, la palabra clave en estos momentos es “no”. El bebé debe saber que no todos sus deseos siempre se satisfacen.

Los bebés más grandes de unos ocho o nueve meses empiezan a mostrar apego excesivo por mamá o papá y tienen miedo ante los extraños. Ahí los límites aparecen para protegerse de sus miedos e irse adaptando a las cosas nuevas.

Las reglas, ahora pueden girar en torno al sueño, la comida, el peligro y rutinas positivas. Lo que debemos hacer como padres es aprender a reconocer o interpretar sus necesidades y no caer en crisis ante un llanto incontrolable, que muchas veces es por berrinche de  no conseguir lo que quiere.

 

Etiquetas: , ,