Para prevenir las infecciones respiratorias en los bebés

El sistema inmunológico del recién nacido se va fortaleciendo con el tiempo y con las vacunas, pero mientras se logra esa maduración hay que tener mucho cuidado de exponerlos a situaciones y ambientes donde puedan adquirir alguna infección respiratoria. No es necesario llegar a medidas extremas de cuidado que puedan dejar al pequeñito fuera de la convivencia familiar y social a la que se tiene que ir acostumbrando, con los siguientes pasos serás suficiente:

  • Lavarse las manos con frecuencia antes de tocar al niño
  • No permitir que se fume cerca del bebé y preservarlo de los ambientes cargados
  • Evitar que el niño esté en contacto con otros bebés enfermos
  • Acostar al niño en una habitación individual, separado de otros hermanos
  • Evitar mantener al bebé en lugares cerrados con gran concentración de personas
  • Evitar el contacto con personas con síntomas de fiebre o enfermedad respiratoria
  • No utilizar juguetes u objetos que hayan sido tocados por niños enfermos
  • Lavar bien los platos y biberones
  • No dejar al alcance del bebé pañuelos usados
  • No emplear en los niños el mismo material de higiene de los mayores

Recuerda que los bebés prematuros son más vulnerables a contraer infecciones respiratorias porque tienen menos anticuerpos para su defensa, ya que la transmisión de éstos, que provienen de la madre al niño a través de la placenta, no comienza hasta la semana 35.