¿Por qué no quiere mi leche?

Para muchas mujeres la lactancia no es un tema sencillo, desde aprender cómo hacerlo sin dolor hasta manejar diversas posiciones, para que ya habiéndolo logrado, de pronto, un día, el bebé ya no quiera amamantar.

e Una vez descartado algún tipo de enfermedad o corregida la postura, un bebé puede continuar alimentándose sólo de un seno, el problema es que los senos quedarán de diferentes tamaños.

Pero si el rechazo es de ambos senos, la causa puede deberse a que el pequeño está enfermo, ya sea que tiene la nariz tapada y no puede comer y respirar o también puede deberse a algún cambio que le incomoda como menstruación, nuevo embarazo, el sabor de la leche por los alimentos consumidos por la madre, cambio de jabón o desodorante, estrés materno, trastorno en la rutina del bebé, etcétera.

Este rechazo suele ser pasajero, debes armarte de paciencia y asegurar un ambiente relajado y tranquilo durante cada toma. Otras técnicas que a algunas mujeres les funcionan es amamantar cuando el bebé está adormilado, probar diferentes posturas, untar el pezón de leche para que se anime a agarrarse o extraerte la leche y ofrecérsela con una cucharita o vasito dependiendo de la edad del pequeño.

Encuentra más información sobre lactancia en el Manual para Disfrutar la Lactancia que en MoM to MoM hemos desarrollado para ti http://goo.gl/0sV081 ¡Descárgalo!

 

 

Etiquetas: , ,