¿Qué es la estimulación temprana?

La estimulación temprana la podemos definir como la técnica para el aprovechamiento de la capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del cerebro del bebé mediante una serie de estímulos (ejercicios) que fijan la atención e interés del bebé para potenciar sus funciones cerebrales. No se trata únicamente de potenciar el aspecto intelectual, también se desarrollan sus capacidades físicas y motoras, emocionales y sociales.

Desde el nacimiento hasta los tres años de edad se lleva a cabo el máximo desarrollo neuronal en el ser humano, es en este periodo cuando progresan y maduran capacidades como el lenguaje, las sensaciones, las funciones motoras y psicológicas. La estimulación temprana también sirve para prevenir y mejorar el posible déficit en el desarrollo del niño.

La estimulación temprana no tiene como objetivo principal enseñar, sino desarrollar las capacidades del pequeño y estimular las conexiones neuronales de su cerebro.

Debes encontrar el momento adecuado para hacer los ejercicios, lo ideal es que la mamá y el hijo estén relajados y receptivos para aprovechar al máximo la atención del bebé a través de imágenes atractivas y llenas de color, con música de fondo especialmente adaptada a los oídos del pequeño. Y una de las claves principales para un buen resultado es la frecuencia, practícalos según su edad y hazlos de manera rutinaria.