Reaviva la llama después de la llegada del bebé

Es normal que la maternidad tenga tu energía completamente agotada, entre las noches de sueño interrumpidas, la alimentación del bebé, cambios de pañales, labores en el hogar, etcétera, tu organismo reclama un poco de sueño para recobrar fuerzas, por lo que tu deseo sexual puede verse seriamente afectado, pero llegó el momento de celebrar el día del amor y la amistad, así que pon todo tu empeño en hacerlo.

El tener pocas horas de sueño al día, el agotamiento que implica el cuidado del bebé y hasta sentirse gorda y fea, son algunas de las situaciones a las que la mayoría de las mujeres se enfrentan después de ser madres.

El reconocer tu nuevo cuerpo frente al espejo puede ser un gran problema para sentirte segura, hermosa y deseable a los ojos de su pareja y si a esto le añadimos, los problemas colaterales del parto como la episiotomía, la cicatriz de la cesárea, las pérdidas de sangre, el dolor en los senos y el cuerpo flácido, es normal que el miedo, vergüenza e inapetencia sexual te consuman.

Como todo es un proceso, también debes armarte de paciencia y tolerancia,  checa con tu médico alguna dieta saludable para esta nueva etapa, empieza a hacer ejercicio, las endorfinas que el deporte brinda también te ayudaran a sentirte más deseable, delega responsabilidades para que no termines todos los días completamente agotada.

Si te realizaron episiotomía, tendrás que dejar pasar al menos un mes para que las molestias durante las relaciones sexuales desaparezcan y en el caso de la cesárea, serán al menos seis semanas. Lo importante es que no tengas miedo a recobrar tu sexualidad, las molestias al regresar a tu vida sexual no durarán por siempre, relájate y trata de disfrutar.

Encuentra más información que te será de gran ayuda durante esta etapa en nuestro sitio, en MoM to MoM queremos ayudarte.

 

Etiquetas: