Recibiendo la maternidad en solitario

Iniciarse sola en la maternidad es una realidad que ha ido en aumento considerablemente en los últimos años.

Aunque a lo largo de todas las épocas, estar embarazada siendo soltera, sin tener pareja o viviendo con los padres es algo que ha estado mal visto y duramente criticado, cada día son más las mujeres que se inician solas en la maternidad por muy diversos motivos. Unas deciden tener un hijo y criarlo solas a través de la adopción o la inseminación, sin embargo, a otras les toca vivir esta situación por otras difíciles circunstancias, como puede ser el abandono de la pareja o desentendimiento por parte del padre del futuro bebé.

Tanto la falta de ayuda por parte del padre en la educación del pequeño, como de  apoyo emocional a la madre, son factores que no facilitan esta nueva experiencia, la cual estará marcada por retos, nuevas responsabilidades y, también, por los buenos momentos que irás viviendo junto al recién nacido. La falta de la figura paterna no impedirá en ningún momento que disfrutes al 100% de tu pequeño, sino que, al contrario, estén más unidos debido al tiempo y las situaciones que vivirán juntos.

Hoy las cosas han cambiado, y criar a un hijo sola es difícil, pero no imposible, sobre  todo si tenemos el apoyo, cariño y comprensión de personas que nos quieren.

Pero, ¿cómo afrontarlo con éxito? Es importante que confíes en ti misma y te mantengas segura de tus decisiones; piensa que posiblemente necesitarás ayuda y si la tienes, recurre a ella; organízate, así evitarás estrés innecesario; cuando tu pequeño pregunte por su papá, cuéntale la verdad pero sin grandes detalles; dedica cierto tiempo a ti; nunca pienses que es importante conseguirle papá a tu hijo, deja que las cosas fluyan en cuanto a las relaciones sentimentales; trata a tu hijo como a cualquier niño, si requiere regaños o límites, hazlo, no pienses en no hacerlo porque sufre por no tener papá; recuerda que no por ser madre soltera necesitas ser una súper heroína, reconoce tus límites y acéptalos.

03_c_reafirmante