Semana 13 Papá

 

Imagínate un tejocote… ese tamaño tengo ahora.

Tu bebé

¡Hurra!.  Esta semana marca el inicio del segundo trimestre del embarazo.  Y tú que sentías que el tiempo corría lento…

El bebé está prácticamente formado, los principales órganos están ya funcionando, ya corre sangre por su cuerpo, el hígado produce bilis y el páncreas insulina y todo eso en un cuerpecito de alrededor de 7 cm.

La placenta de tu pareja está desarrollada y proporciona al bebé oxígeno y nutrientes, además de permitirle la eliminación de desechos.  La placenta también produce las hormonas progesterona y estrógeno, que ayudan a llevar adelante el embarazo.

En este momento del embarazo, los párpados del bebé se han unido para proteger los ojos a medida que se forman.  ¡Una vez que nazca el bebé, vas a querer que esos párpados se cierren de vez en cuando para que puedas descansar!

Y la mamá…

Si hasta el momento habían guardado en secreto su embarazo, al final de este primer trimestre es un buen momento para anunciarlo, porque han disminuido al mínimo los riesgos de pérdida.  La mayoría de las mujeres embarazadas sienten ambivalencia hacia el embarazo, ya que los sentimientos cambian constantemente, de acuerdo al estado de ánimo.  No te preocupes, es completamente normal que tu pareja tenga sentimientos encontrados durante el embarazo y la maternidad.  La vida de los dos cambiará y sería absurdo no pensarlo así.

En su próxima consulta con su doctor es probable que ya no sólo le recete a tu pareja ácido fólico sino también vitaminas prenatales.  Estas vitaminas, junto con una dieta sana, asegurarán que tu bebé tenga todas las vitaminas y minerales necesarios, como ácido fólico, zinc, hierro y calcio, para su crecimiento y desarrollo.  Existen en el mercado varias marcas de vitaminas prenatales, sin embargo sería mejor que le preguntaran a su médico cual recomienda.

Consejo MoM to MoM
Si esta un poco, o mejor dicho, mucho mas hormonal que ciertos días al mes donde pensabas que estaba sensible tu pareja, prepárate.  Acuérdate que las hormonas están haciendo de las suyas y que tendrás que tener paciencia.  Por otro lado piensa que esas hormonas hacen que tu bebé este creciendo ahí adentro.