Semana 14 Papá

 

semana-14

Mamá tiene 40% más de capacidad pulmonar

Tu bebé

¡Bienvenidos a su segundo trimestre!  Este es un momento muy importante porque marca el final de un período de desarrollo muy delicado para tu bebé.

Todas las estructuras básicas de su cuerpo, tanto por dentro como por fuera, ya están formadas, aunque en miniatura.  ¡Tu bebecito, tan chiquitito!

En esta semana mide unos 9 cm. y pesa alrededor de 45 gr., y le han aparecido algunos vellos delgados en su carita.  Este vello suave e incoloro se denomina “lanugo” y cubrirá la mayor parte del cuerpo de tu bebé hasta que caiga,  justo antes del parto.

Los riñones ya empiezan a funcionar, el bebé traga líquido amniótico en vez de absorberlo a través de la piel, y lo excreta.  Sus genitales se han desarrollado completamente, pero es posible que todavía no se puedan detectar en un ultrasonido.

Y la mamá…

La capacidad pulmonar de tu pareja se incrementa, es decir, sus pulmones están inhalando entre 30 y 40% más que una mujer que no está embarazada.  Este aire extra se necesita para que su sangre lleve más oxigeno a la placenta y a tu bebé.

En ciertas circunstancias (por ejemplo, si tiene más de 35 años) el médico probablemente les recomendará hacer una amniocentesis.  La amniocentesis es una prueba que se realiza, por lo general, entre las semanas 15 y 18 y puede detectar anormalidades del feto, como el síndrome de Down.  Durante esta prueba, se introduce una aguja muy fina en el líquido amniótico que rodea al bebé para extraer una muestra que se envía a analizar.  Con la amniocentesis se corre un riesgo muy pequeño de inducir un aborto espontáneo.  Por lo tanto, platiquen con su médico acerca de sus preocupaciones, de los riesgos y de las ventajas de la prueba y ustedes decidan si la quieren hacer.  En caso que decidan hacerla, se necesita una cita especial para realizarla es por ello que esta semana es la indicada para preparar la prueba.

Consejo MoM to MoM
Algunos padres sienten temor de no tener suficiente dinero para darle a su nueva familia la vida que ellos quisieran.  Habla con tu pareja sobre sus preocupaciones y busquen la manera de organizar el presupuesto para que todos estén tranquilos.