Semana 19 Papá
semana-19

¡Algo se mueve!

Tu bebé

Tu bebé mide entre 13 y 15 cm. y pesa 200 gr. aproximadamente. El bebé aumentará su peso unas 15 veces antes de nacer. Y no será sólo el bebé quien crecerá a este paso acelerado, tu pareja también sentirá el cambio.

El bebé ahora está cubierto por una sustancia blanca que recibe el nombre de “vérnix caseosa”. Ésta ayuda a proteger la delicada piel del bebé y evita que se agriete.

¡Alguien me escucha!… su bebé ya puede oír sus voces y ya se le hacen familiares los sonidos internos del cuerpo de su mamá.

La células cerebrales siguen multiplicándose a una velocidad asombrosa, entre 50,000 y 100, 000 por minuto, ¡y eso es mucho!

Los dientes del bebé comienzan a formarse en los maxilares y, a medida que sus músculos se desarrollan, comienza a moverse con más fuerza. Incluso, el bebé se moverá en respuesta a cualquier presión en el abdomen de la mamá.

Y la mamá…

¡Algo se mueve!, por lo general, los primeros movimientos del bebé suceden entre las semanas 18 y 20. Tu pareja sentirá como mariposas en la panza y más adelante sentirá patadas, puñetazos y posiblemente hasta su hipo.

Muchas parejas se preguntan durante esta época si tener relaciones sexuales puede interferir en el desarrollo normal del bebé. La respuesta es no. Las relaciones sexuales no ponen en peligro al bebé en ninguna etapa del embarazo, siempre y cuando se trate de un embarazo normal. Pero eso no necesariamente significa que tu pareja tenga ganas de tener relaciones. Muchas embarazadas consideran que su deseo sexual varía según la etapa del embarazo en la cual se encuentren, y que depende del cansancio, del tamaño que hayan alcanzado, del temor al parto y de otros cambios físicos. Lo importante es que lo platiquen, independientemente de cómo se sientan respecto al sexo durante el embarazo, necesitan decir que siente cada uno para que no exista ningún malentendido.

Consejo MoM to MoM
Platícale a tu bebé. Si no te sientes cómodo hablando con una panza sin recibir respuesta, entonces puedes escribirle cartas y guardarlas para cuando sea grande, o puedes ponerle música o inclusive solo acariciar la panza de tu pareja, créenos que los bebés sienten el amor.