semana 33 Papá
semana-33

¡Pulmones casi listos!

Tu bebé

Durante estas últimas semanas antes del parto, los miles de millones de neuronas del cerebro del bebé lo están ayudando a aprender sobre el ambiente dentro del útero. Tu bebé puede oír, sentir y hasta ver algo. Los ojos del bebé ya pueden detectar la luz y por ello sus pupilas se pueden contraer o dilatar. Al igual que un recién nacido, tu bebé duerme la mayor parte del tiempo e incluso experimenta la etapa de movimiento rápido de los ojos (REM por su sigla en inglés). Ésta es la etapa de descanso durante la cual tenemos sueños. Tu bebé ya está soñando con sus papitos lindos…

Los pulmones del bebé ya casi están completamente formados. La grasa continuará depositándose en el cuerpo del bebé para protegerlo y abrigarlo. ¡ya casi estamos listos!

Y la mamá…

Puesto que faltan unas cuantas semanas para el parto, es posible que tu pareja ya esté pensando cómo soportar el dolor durante el nacimiento del bebé. Hay muchos métodos para controlar del dolor. Existen técnicas de respiración para controlar el dolor que le enseñan en cursos psicoporfilácticos. También está la opción de la anestesia epidural, que consiste en que los médicos colocan un catéter muy delgado y blando en la parte lumbar de su columna para bloquear el dolor. Hablen con su doctor para que ella se sienta más preparada e informada para el gran acontecimiento.

La belleza del embarazo

Los bebés aumentan considerablemente de peso en las últimas semanas antes del nacimiento, y si tu bebé aumenta de peso por consecuencia lo hará tu pareja, así que ella debe cuidar mucho su piel, es muy pero muy importante que la humecte perfectamente con MoM to MoM Crema Intensiva Para Prevenir Estrías y si es de piel seca aplicar durante el día MoM to MoM Aceite Corporal Humectante para aliviar la comezón.

Consejo de MoM to MoM

Si tienes mascota, especialmente un perro, necesita ir acostumbrándose a que habrá una persona nueva en la familia. Si va a cambiar el lugar donde duerme o su plato de comida es ahorita para no lo asocie y se deprima cuando venga el bebé. Al llegar a la casa dale a oler a tu bebé y déjale un mameluco o camiseta para que tenga bien identificado su olor.