Semana 4
4Tu bebé comienza a ser dos capas de células que se desarrollarán hasta formar los órganos y las partes de su cuerpo.

Tu bebé

Tu bebé comienza a ser dos capas de células que se desarrollarán hasta formar los órganos y las partes de su cuerpo.

En este momento, también se están desarrollando otras dos estructuras: el amnios y el saco vitelino.

El amnios, que contiene el líquido amniótico, recubrirá y protegerá a tu bebé.

El saco vitelino producirá sangre y ayudará a alimentar a tu próximo futbolista o bailarina hasta que la placenta lleve a cabo esta función.

Mamá

Durante esta semana el bebé se implanta en el útero. Una vez implantado, tu cuerpo comienza a producir una hormona denominada ígonadotropina coriónica (HCG) que ayuda amantener la pared interna del útero y que también envía una señal al ovario para que interrumpa la liberación de óvulos cada mes, lo cual impide la menstruación.

Así que para el final de esta semana no te llegará tu periodo y tus sospechas de estar embarazada comienzan a ser más realesLaHCG es la hormona que se mide en las pruebas de embarazo.Durante esta semana, la prueba debería detectar tu embarazo. Así que ¡no esperes más!, es momento de salir de la duda y hacerte una prueba casera o de laboratorio. La hormona HCG también es causante de los síntomas típicos del embarazo que suelen comenzar a aparecer durante esta semana.

A continuación te ponemos algunos de los síntomas y como contrarrestarlos:

  • Cansancio y somnolencia.
    Lo sorprendente sería que no te encontraras cansada, tu cuerpo está trabajando más de la cuenta. Por un lado, físicamente está fabricando el sistema de soporte de la vida del bebé y por otro, se esta ajustando a las muchas exigencias emocionales que tendrá durante el embarazo. Por ello, ¡ten consideración de tu cuerpo! Trata de descansar un momento, si puedes tomar una siesta de 15 minutos sería muy bueno, pero si tus actividades (o tus otros hijos) no te lo permiten, relájate unos minutos.
  • Náuseas.
    El 70% de las mujeres embarazadas sufren de náuseas durante el embarazo. Es totalmente normal sentir náuseas en la mañana, o lo que es peor, todo el día. Pero te puede ayudar comer poco y frecuentemente, tal vez llevar contigo unas galletas saladas para comértelas en cuanto sientas el menor indicio de malestar. Tener el estómago vacío es lo peor para las náuseas. También comer algo justo antes de dormir o en cuanto te despiertes puede aminorarlas. Recuerda tomar mucha agua, algunas mujeres la prefieren helada y otras templada, haz la prueba para ver como te gusta más.
  • Tal vez algunos olores te resultan muy intensos.
    Te sientes como perro olfateando la ciudad. Es normal porque tu cuerpo está más sensible. Incluso aromas que antes te gustaban como el perfume, ¡ahora no los toleras! Te recomendamos que si hay olores que no soportas trata de evitarlos. Por ejemplo, puedes dejar de usar perfume y usar agua de colonia suave. También puedes pedir el super a domicilio o pedirle a alguien que lo compre, ya que puede ser una pesadilla escoger el menú para comer.
  • Más saliva.
    El exceso de saliva es otro síntoma común del embarazo y por suerte desaparece después de los primeros meses. Te ayudará cepillarte los dientes frecuentemente con una pasta que te sea agradable.
  • Dolor o sensibilidad en los pechos.
    Los pechos están hinchados y sensibles debido al aumento de la cantidad de estrógeno y progesterona que produce tu cuerpo. Pero no te tienes que acostumbrar al aumento de tamaño, ni a la sensibilidad ya que esto pasa en unos cuantos meses.

Lo que si es importante es que siempre lleves un buen sostén y uses MoM to MoM Crema Para Prevenir Estrías especial para losprimeros 6 meses de embarazo para ayudar a la piel a prevenir la aparición de estrías. Es muy importante que apliques la crema en el busto varias veces al día pues tu piel se estirará mucho.

Consejo de Mamá a Mamá

Cuando te enteras que estás embarazada es muy normal que pienses todos los cambios que tendrás que hacer y las cosas que tendrás que aprender para la llegada de tu bebé.

¡No te presiones! Tienes 40 largas semanas para organizarte y hacer las cosas poco a poco.

Te recomendamos hacer un plan de actividades a lo largo de tu embarazo para que cuando se acerque la fecha de tu parto estés completamente lista y preparada.