semana 40 Papá
semana-40

Llegó el momento

Tu bebé

¡Después de tantas semanas de expectativa y preparación, tu bebé finalmente ha llegado!, o quizás no, pero será ya muy pronto. Solamente el 5% de las mujeres dan a luz en la fecha estimada por el médico.

Los bebés que nacen en la semana 40 pesan, en promedio, 3.300 gr. y miden aproximadamente 51 centímetros.

Es importante que no esperen que tu bebé se vea como un muñeco perfecto. Los recién nacidos, por lo general, tienen la cabeza deformada temporalmente, por haber tenido que pasar por el canal de parto y al nacer suelen estar cubiertos por vérnix y sangre. La piel de bebé puede parecer decolorada, con partes secas o con erupciones y todo es de lo más normal. Lo importante es que tú lo verás como el bebé más bonito del mundo.

A causa de la presencia de las hormonas de la mamá en el sistema del bebé sus genitales pueden ser grandes. De hecho, es posible que tu bebé, tanto el niño como niña, segregue leche de sus pezones. Esto desaparece en unos pocos días y es completamente normal.

Inmediatamente después del parto, tu médico succionará la mucosidad de la boca y la nariz del bebé y podrás escuchar el tan ansiado primer llanto. En ese momento, les pueden pasar a su bebé para que le corten el cordón umbilical. Después se llevarán a cabo una serie de pruebas de control, como el Índice de Apgar para evaluar las reacciones del bebé y los signos vitales y también se pesará y medirá. Si tu bebé no necesita cualquier tipo de cuidado especial para adaptarse a la vida fuera del vientre materno, lo recibirás y le podrás dar su primer beso.

Y la mamá…

En esta semana van a vivir el momento que tanto han esperado: ¡el encuentro con su bebé!, pero antes de que conozcan a su bebé, deben de pasar por el parto. Será muy importante que tu pareja se sienta preparada, así que si tienen cualquier duda, es mejor que la resuelvan cuanto antes con su médico.

Si pasa más de una semana de su fecha estipulada de parto y el bebé no nace, su médico puede recomendar que tu pareja se realice una prueba que controla el ritmo cardíaco y el movimiento fetal para asegurarse de que el bebé esté recibiendo el oxígeno necesario y que su sistema nervioso responda correctamente.

A veces, la naturaleza necesita que le den una mano. Si el trabajo de parto no progresa como debiera o si la salud de tu pareja o la del bebé lo requieren, su médico inducirá el parto rompiendo las membranas o administrándole la hormona oxitocina u otra medicación. Si su embarazo es de alto riesgo o si existe la posibilidad de otras complicaciones, es posible que se le practique una cesárea.

Algunas mujeres saben con antelación que se les hará una cesárea y podrán programar con tiempo el día de nacimiento del bebé. Si éste es el caso de ustedes, probablemente han podido prepararse emocionalmente y mentalmente para el nacimiento, lo que puede ayudar a disminuir la desilusión que muchas madres sienten al perder la oportunidad de dar a luz “naturalmente”. Pero aunque tengan al bebé mediante una cesárea que no estaba planeada, tu pareja puede estar plenamente segura de que también creará un vínculo afectivo con tu bebé. Es posible que no sea la experiencia de parto que imaginaban pero, de todas maneras, su hermoso recién nacido ha llegado. ¡Terminaron los meses de espera!

Consejo MoM to MoM
¡Suerte con tu bebé!Recuerda que lo único que no puedes hacer es lactar, así que puedes involucrarte al máximo en el resto de la vida de tu bebé. Acuérdate que tu bebé lo que mas siente es el amor y el respeto con que lo trates siempre.