Sueño en el Embarazo

Durante el primer trimestre de tu embarazo es muy probable que tengas mucho sueño y debes aprovechar  para dormir lo más que puedas.

Te recomendamos que si duermes boca abajo empieces a dormirte de lado, de preferencia del lado izquierdo para que llegue mejor la sangre a la placenta,  ya que conforme crece tu panza más difícil será dormir en la primera posición.

En el segundo trimestre de tu embarazo es probable que tengas que levantarte varias veces al baño y esto interrumpa tu sueño.

Te recomendamos que vuelvas a acostarte de inmediato para que puedas volver a dormirte y descanses bien.

En el tercer trimestre lo más probable es que te sea más difícil dormir por diversas razones, entre las que se puede encontrar el tamaño de tu panza, tus preocupaciones, el movimiento de tu bebé, las frecuentes idas al baño, entre otras.

En MoM to MoM te damos algunos consejos para que puedas dormir mejor y descansar:

  • Es importante que tu cama sea cómoda y que en tu cuarto sientas un ambiente tranquilo y relajado.
  • Trata de quitar todos los aparatos que hagan sonidos que no te permitan dormir.  Si quieres puedes utilizar algún tipo de aroma como lavanda en tu cuarto que te relaje a la hora de dormir.
  • Trata de cenar temprano (al menos dos horas antes de irte a dormir) para que tus intestinos tengan tiempo de digerir la comida antes de dormir y no te sientas pesada.
  • De preferencia no tomes café o té con cafeína que te pueda espantar el sueño y además pueden afectar a tu bebé. Es mejor que tomes un vaso de leche caliente que te ayude a relajarte.
  • Trata de no tomar líquidos cerca de la hora de dormir, para evitar que tengas que pararte muchas veces al baño en la noche.
  • Si tienes tiempo un baño en la tina o un masaje relajante con las cremas o el aceite  MoM to MoM pueden ayudarte mucho a descansar.
  • Puedes utilizar almohadas especiales en forma de cuña que te ayudarán  a sostener el peso de la panza y al final de tu embarazo una almohada entre las piernas también te será de gran ayuda.
  • Seguramente el peso del busto también puede ser un inconveniente para dormir, por lo que te recomendamos dormir con un corpiño.
  • Antes de dormir trata de dejar todas tus preocupaciones del lado y realiza algunas respiraciones profundas para liberar tu estrés y poder descansar.
  • Si quieres puedes escuchar música o leer un libro que te ayude a relajarte antes de dormir.
08_abc