¡Ya no puedo dormir!

Dormir es la mejor manera de recuperar energía, después de realizar las actividades del día, pero llega un momento durante el embarazo en el que es imposible acomodarse y es casi imposible recuperar fuerzas, por ello te damos algunos tips que te ayudarán a descansar un poco:

  • Toma un baño con agua tibia antes de acostarte, te ayudará a relajar el cuerpo
  • Reduce las situaciones de estrés. Recurre a ejercicios de relajación y respiración para acostarte tranquila
  • Duerme siestas. Aunque por el trabajo pueda ser difícil, intenta dormir la siesta después de comer, pero nunca más tarde de las 18 horas, o te dificultará conciliar el sueño por la noche
  • Usa almohadas. Puedes poner una almohada entre tus piernas, otra para la espalda y el abdomen, y si sufres de falta de aliento o acidez, coloca almohadas para elevar la parte posterior del cuerpo
  • Crea un entorno cómodo en tu habitación, sin ruidos ni distracciones y con una temperatura agradable
  • Intenta levantarte lo menos posible durante la noche. No bebas mucha agua justo antes de irte a dormir, de preferencia cena temprano y deja de beber agua dos horas antes de irte a dormir
  • Haz ejercicio todos los días. A menos que tu médico te lo prohíba, realiza algún ejercicio moderado, como pasear 30 minutos cada día
  • Toma un vaso de leche tibia o un té antes de irte a dormir
  • Haz planes y horarios para la hora del sueño, crear una rutina ayuda
  • Si no puedes dormir, no te quedes en la cama, sólo conseguirás estresarte más, ponte a leer o haz respiraciones para lograr conciliar el sueño