Ya podría responder a los sonidos del exterior

Tu bebé

¡A ver unos ojitos!

Los ojos de tu bebé pronto se abrirán y comenzarán a pestañar.
Tu bebé, que pesa un poco más 900 gr. todavía se ve arrugado pero continuará aumentando de peso a ritmo constante durante las próximas semanas hasta el nacimiento. Y no será el único que aumentará de peso, no se sorprendan si la báscula comienza a decirle groserías a tu pareja.
Los nervios en los oídos del bebé cada vez se están desarrollando más y por eso tu pareja podría notar que responde de una forma más consistente a los sonidos que le llegan de afuera. Asimismo, ahora respira de vez en cuando un poquito de líquido amniótico, para practicar las primeras bocanadas de aire que tomará cuando nazca.

Y la mamá…

Es posible que le empiece a doler la espalda baja, esto se debe al simple hecho de cargar todo el día a tu bebé. Dale las gracias, ¡es cansado! Tu pareja debe tratar de encontrar unos minutos al día para sentarse derecha y descansar su espalda, también podría comprar una faja para que le ayude a sostener el peso del bebé. En cualquier tienda de maternidad o tienda departamental encontrarán varios modelos para ver cuál es el que más le acomoda.
Tu bebé sigue creciendo muy rápido y su cerebro se está desarrollando a una velocidad extraordinaria, por eso, la nutrición de tu pareja es muy importante. Debe continuar comiendo una dieta equilibrada que incluya muchos granos y vegetales. Los alimentos ricos en fibra, como el pan o las tortillas de harina integral, los cereales, las lentejas, y el arroz integral contienen mucha vitamina B y ayudan a combatir el estreñimiento.

Tip MoM to MoM

En algún momento saldrás solo con tu bebé, no te preocupes, ya verás que te harás un experto después de algunas veces. Aquí el consejo más grande que te podemos dar es: ve preparado. Seguramente tu pareja se compró una pañalera cursi y con mil compartimentos, tú, puedes usar una mochila negra o del color que quieras para sentirte cómodo.